El Congreso de los Diputados ha rechazado la petición de los empresarios para reducir el IVA de los servicios veterinarios al 10%

Posted by on 30 de mayo de 2018 in Noticias | 0 comments

El Congreso de los Diputados ha rechazado la petición de los empresarios para reducir el IVA de los servicios veterinarios al 10%

A pesar de que la Confederación Empresarial Veterinaria Española ( CEVE), en colaboración con CEOE, había presentado sendas propuestas de reforma del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018, una de ellas pidiendo el retorno al tipo reducido de gravamen de los servicios veterinarios a animales de compañía, el Pleno del Congreso de los Diputados ha rechazado esta petición que permitiría pasar el tipo de IVA del 21% al tipo reducido del 10%. Esa propuesta ha sido rechazada por el PP, Ciudadanos y PNV.

Esta solicitud de reducción impositiva, que cuenta con el total respaldo de AEVA, es una medida que contribuiría a la viabilidad del sector y a la salud pública. La enmienda sobre el IVA trata de igualar el tratamiento tributario que se aplica a los servicios veterinarios, ya que es diferente si se trata de animales de explotaciones ganaderas o animales de compañía, a la vez que da cumplimiento a la Proposición No de Ley, impulsada por CEVE y que fue aprobada en el Pleno del Congreso de los Diputados el día 4 de octubre de 2016, en la que se reclama retornar a la situación existente en el momento de la entrada en vigor de la Ley 37/1992.

Un informe elaborado por CEVE apunta que el retorno a una tasa reducida de gravamen del IVA veterinario a animales de compañía aportaría numerosos beneficios:

  • supondría un incremento en la recaudación del IVA como consecuencia de la recuperación de la facturación en el sector (+2,23 millones de euros) y de la recuperación del valor añadido a precios de mercado (+1,29 millones de euros),
  • en la recaudación del Impuesto de Sociedades, derivado del aumento de beneficios provocado por la recuperación de la demanda perdida (+3,4 millones de euros),
  • en las cotizaciones sociales a la Seguridad Social, procedente de la recuperación del empleo en el sector al menos hasta las cifras anteriores a la modificación del tipo de gravamen (+1,36 millones de euros),
  • en la recaudación del IRPF, tanto por la propia medida fiscal como por la mejora económica del sector (+1,31 millones de euros),
  • en la recaudación en IVA (+0,96 millones de euros)
  • y en Impuesto de Sociedades (+2,9 millones de euros), como consecuencia del aumento de la facturación hasta alcanzar cifras similares a las que se tenían en 2008.

De esta manera, si con la anterior reforma se había logrado incrementar en 8,48 millones de euros en media anual la recaudación de IVA por la prestación de estos servicios, el retorno al tipo de gravamen reducido supondría un aumento mínimo de 13,45 millones de euros de los ingresos públicos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *